Padre e hijo murieron a balazos

Cuando el sol ya se iba a dormir, un tipo y su hijo se llevaron una parranda de balas en las afueras de una de las torres de las residencias Parque Sol, por el sector Pascal, Puerto La Cruz.

Los occisos se llamaban Ronaldo Manuel Rivera Salazar (49) y Jesús Ronaldo Rivera García (21). Quedaron como queso suizo por los tiros. Se dice que los matones se llegaron al lugar en una camionetota Toyota 4Runner color gris. Tras asesinarlos, dejaron el pelero y no se les volvió a ver.

Los niños bonitos se encargaron de levantar a ambos muertos y llevarlos pa’ que el Senamecf en Barcelona. Todavía no se sabe por qué matarían a ambos así.

 

Carlos

You May Also Like