Chambeadores públicos siguen la lucha por mejoras salariales

Una vez más, chambeadores del sector público se plantaron en las calles pa’ exigir mejoras en el pago, en las condiciones laborales y la respectiva metida de mano a hospitales y ambulatorios del país.

En esta oportunidad, enfermeras, trabajadores de Vencemos, de Corpoelec, y de Conferry cuadraron un achante en la Planta de Cemento de Pertigalete para expresar su descontento con lo que han denominado “el salario de hambre”.

Dennis Núñez, chivo del Sindicato de Trabajadores Unidos de la empresa Vencemos, poteó que actualmente todos los panitas cobran sueldo mínimo, el cual a su juicio, no corresponde con la realidad del país, además de un HCM de 12 millones de bolívares el cual ni siquiera le permite ir a una clínica más o menos.

Soltó la lírica que en el caso de Vencemos, ya no cuentan con los sacos para el empaque del cemento y la producción de materia prima está por debajo del 20%.

Por su parte, las representantes de las trabajadoras de la salud pidieron que se cumpla el artículo 91 de la Constitución, el cual reza que “Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales”.

You May Also Like