La novela con el caso Verónika Corona sigue

Van casi seis meses desde que Puerto La Cruz quedó alborotada y triste con el caso de Verónika Corona; un betulio que se reseñó hasta en la prensa internacional por lo increíble que fue. Quien la mató fue un amigo suyo, Javier Barreto, quien está loco de remate y hasta tuvo el tupé de escribir una novela hablando de ese beta y cómo lo ejecutaría.

Recordemos que desde que ella se desapareció el 31 de enero y hasta el 6 de febrero que la encontraron muerta y descompuesta en el parque La Sirena, municipio Guanta, había una ola de terror con mensajes de supuestos secuestradores en camioneta llevándose jovencitos pa’ prostituirlos o sacarles los órganos, pero todo eso fue pura muela.

Ahora, a casi seis meses, se supo que Barreto, alias “psicoescritor”, anda recluido en el Cicpc Barcelona y lo mantienen en juicio. A finales de mayo fue la última audiencia que le hicieron y el bichito se fue a declarar inocente, por lo que convocaron a otra sesión más, pero no hay fecha pautada.

Quien sí ha estado activa en redes sociales, es la madre de la chamita, la señora Zoraida Lara, quien reveló en su Facebook un detallito: resulta que el primate del matón, llamado Johnatan Qujada Curbata (20), también está metido en ese beta y anda fugado por allí. El Cicpc le tiene orden de captura y todo.

Pero lo fuerte del caso es que un tipo que se hace llamar Johnatan del Jesús, escribió al combete de Hora Sero, a nombre de Johnatan Quijada, en donde alega inocencia.

El tipo mandó a decir que anda en Perú hace meses y que Javier Barreto jamás tuvo buena relación con él. Acusó a un señor que llaman “Juancho” por molestar a su familia por el beta de unas tierras.

También recalcaba que se haga justicia con Veka y que si Javier es culpable de la vaina que vaya a la cana como debe ser, pero que no lo estuvieran acusando de nada “o tomará acciones yendo al Consulado venezolano allá en el Perú”.

Por ahora, este caso todo loco sigue abierto.

 

Carlos

You May Also Like