El carro más grande del mundo tiene sendo jacuzzi y helipuerto

Jay Ohrberg es un convive que ama los carros y tiene una debilidad por lo insólito y memorable. Así como que una limusina se podría hacer más larga. La  construyó, y la llamó el Sueño Americano.

El diseño pa’ el Sueño Americano se basó en las limusinas Cadillac El dorado de los años 70. El panita empezó a diseñarla en los 80 y convirtió sus sueños en realidad en 1992. La limusina mide poco más de 30 metros y tiene el récord mundial Guinness del vehículo más largo.

Pa’ conseguir que esta limusina saliera a la pista y funcionara, necesitó 26 ruedas (seis al frente, el resto detrás), dos motores y dos conductores. Estaba diseñada como los autobuses largos de la ciudad, lo que significaba que era fácil conducirla por una carreterita estrecha.

El carajo consideró en su diseño que para qué tener una limusina gigante si no era extravagante. La limusina tiene básicamente todo lo que necesitaría una estrella de Hollywood. Una piscina con trampolín. Un jacuzzi. Una cama de agua de tamaño matrimonial. Un mini campo de golf. Varias habitaciones. Un helipuerto. Por lo tanto, tiene sentido que necesitara tantas ruedas y motores simplemente para moverse.

Algunas imágenes muestran el coche siendo transportado en secciones.

La limusina de Ohrberg se quedara en un aparcamiento. Para el año 2014, le faltaban ruedas, ventanas y partes de su interior. Lo habían dejado a la misericordia de los elementos naturales y se estaba oxidando.

Pero El Sueño Americano todavía existe. De acuerdo con Autotrader, el Autoseum de Mineola, New York dijo que se encargaría de “salvar” la limusina. No ha habido más noticias desde entonces.

You May Also Like