El padre de la novia…

Germán es alto, con un vozarrón capaz de hacer reverberar las paredes. Tiene una figura imponente y una personalidad inquietante. Dulce, pero inquietante.
Me habló el martes. Quería terapia y, sin irse por las ramas, me dijo en qué hotel estaba y que ahí me esperaba.
Llegué a su habitación segura de encontrarlo como siempre: dispuesto y seductor. Pero esta vez fue distinto. Al menos al principio. Germán estaba más bien distraído. Algo lo tenía agüitado. Una vez que nos pusimos más cómodos, comencé a darle un masajito en la espalda.
—Te noto tenso— le dije. No es precisamente un hombre conversador, pero me dijo qué lo traía inquieto:
—El sábado se casa mi hija. Es buen muchacho… su novio, pero… es mi niña… Ya la extraño.

*Coraza
Así es a veces. Los más fuertes tienen sus debilidades. El talón de Aquiles de Germán es su hija. Podrá ser una mujer adulta e independiente, pero él sigue viéndola como a Caperucita y a todos los hombres como lobos feroces. Me acerqué más, lo abracé por la espalda y le hablé bajito al oído.
—No tienes nada que temer. La educaste para ser feliz y esto es parte de ese camino. Si es feliz, has hecho buen trabajo. Si, a la larga, no lo es tanto, siempre se puede corregir el rumbo. Recuerda que amores pueden haber muchos; papá, sólo tendrá uno toda la vida.
Se dio media vuelta sonriendo. Se sentía a gusto, como si pudiera soltar, al menos por un rato, las dudas que le agobiaban. Respiró hondo y cerró los ojos. Nos mantuvimos así un buen rato, abrazados. De pronto me besó el cuello.
El ambiente se calentó pronto y de las caricias pasamos a los besos. Germán se dio la vuelta y me tomó por la cintura. Se acomodó entre mis piernas. Sentí el pulso de su miembro ansioso.

*lo que le gusta
Terminamos de desvestirnos y mientras se la chupaba, le puse un condón. Nos recostamos y, entre besos y arrumacos, él fue acomodándolo, con ambas manos, y me lo metió poco a poco, empujando suavemente mientras sus ojos brillosos sostenían mi mirada, que comenzaba a perderse en el placer creciente.
Apreté el ceño y comencé a gemir, mientras que él se meneaba, incrustándome su palo tieso cada vez más. Me aferré a su espalda y apoyé el rostro en su hombro. Su cuerpo despedía un aroma muy viril, como de loción para afeitar.
—Qué rico te siento— dijo de pronto, con su voz grave amortiguada por la suavidad de su deseo. El roce de su piel contra la mía encendió más mis sentidos. Su aliento tibio contra mi pecho, me provocó un estremecimiento.
Con su hombría durísima, me agarró por las nalgas y proyectó su torso de modo que podía ensartarme más a fondo. Se balanceó más rápido y más fuerte, haciéndome delirar con ese arranque animal y lujurioso. Me lamió las tetas y me chupó despacito los pezones.

*La calidez
Estiré los brazos por encima de mi cabeza y me aferré con las uñas a la sábana, sintiendo el vaivén rítmico de su cadera, penetrándome una y otra vez, sin parar. De pronto, tensó todos sus músculos, dio sus últimas estocadas, con más empeño y pasión, y se quedó como petrificado por unos segundos, deshabitando su cuerpo.
Sentí dentro de mí el bombeo de su miembro, el latido de su eyaculación, echándolo todo en el condón.
Él permaneció aún un rato, como desorientado y con el rostro menos pesaroso. Estaba despeinado y sonrojado. Se acostó y así se quedó un rato, como ido. En eso recordé que en alguna parte había leído que a muchos hombres el sexo les sirve para superar la depresión y las dudas.
Era completamente normal que un hombre como Germán las tuviera. Papá soltero con hija única. Debe ser difícil un cambio tan drástico en su cotidianidad.
El domingo me mandó un mensaje muy cariñoso. Me agradecía por lo bien que la habíamos pasado y por ayudarlo a superar su miedo.
La boda fue un éxito, su hija estaba muy contenta y le dijo cosas que lo hicieron sentir muy bien.
Quiere que nos veamos de nuevo. Ahora es un papá soltero con menos responsabilidades y con mucho tiempo libre para hacer travesuras.

Besos.
sandrita

You May Also Like

Más recientes

Descosieron a la Osmariel por posar al desnudo

La modelo y presentadora Osmariel Villalobos posó frente a las cámaras como Dios la trajo al mundo y como era de esperarse los lenguas largas no esperaron para caerle encima ...
Leer Más

Sonrisas de melón con gelatina

Sorprende a tu family con estos bocadillos de melón con gelatina. La mejor manera pa’ servir el melón en casa. Ingredientes 1 melón cantalupo, cortado por la mitad a lo ...
Leer Más

Criollita pasó al top 10 en American Idol

La panita venezolana Michelle Susset, de 22 añitos, logró su pase al top 10 en el programa estadounidense American Idol. A pesar que la yunta no logró tener los votos ...
Leer Más

Trucos pa’ estar activaítos en la chamba

Muchos son los convives que por alguna razón se desvelan, ya sea viendo tele o cuchiplancheando, es por esto que al llegar al trabajo al día siguiente andan todo muerticos ...
Leer Más