Se lo chupé a mi jevo en el carro y una alcabala de la gnb nos cortó la nota. ahora no quiere repetir.

La Dra. Responde. ¡Ay mi amor!, esas cosas son pequeñeces. Y parece increíble pero los papachongos, que son los que más les encanta jugar, a veces no se animan a las aventuras por temor. Si el no quiere, no lo puedes obligar, pero sí puedes seducirlo poco a poco y tratar de convencerlo de que se puede tener el control, sin perder el queso. No busquen culpables, sean cómplices apasionados.

You May Also Like

Más recientes

co0munidad

Yuntas de la Aldea de Pescadores tienen más de un año esperando un milagro

Convives del sector Aldea de Pescadores en Puerto La Cruz soltaron la lírica sobre un bote de aguas negras que los tiene pasando las de Caín desde hace más de ...
Leer Más
Juramentación Directivos Fevebaloncesto

Combo de Bruno D’Addezio fue juramenta’o como directivos de Fevebaloncesto

Luego de que se realizaron las elecciones del pasado sábado ayer fueron juramentados como nuevas autoridades de la Federación Venezolana de Baloncesto los integrantes del grupo liderado por el profe ...
Leer Más
1

Chinito se volcó feo en su nave

Un chinito comerciante llamado Yeh Fran Yung, venía de Caracas pa’ la zona norte pa’ una vainas pero jamás llegó porque un vuelco y choque lo terminaron de joder. La ...
Leer Más
2

Tres robafincas se las vieron negras con Polianzoátegui

Tres de sietes tarajallos quedaron con el pasaporte sellado la noche de este jueves, al frentear a comisiones de Polianzoátegui, porque se metieron a someter y amarrar a los encargados ...
Leer Más