Se lo chupé a mi jevo en el carro y una alcabala de la gnb nos cortó la nota. ahora no quiere repetir.

La Dra. Responde. ¡Ay mi amor!, esas cosas son pequeñeces. Y parece increíble pero los papachongos, que son los que más les encanta jugar, a veces no se animan a las aventuras por temor. Si el no quiere, no lo puedes obligar, pero sí puedes seducirlo poco a poco y tratar de convencerlo de que se puede tener el control, sin perder el queso. No busquen culpables, sean cómplices apasionados.

You May Also Like

Más recientes

Chris le dice chao pesca’o a Thor

Luego de siete años interpretando a Thor, el papirruky de Chris Hemsworth soltó que su contrato con Marvel Studios terminó y que ya no volverá a dar vida al superhéroe, ...
Leer Más

Le pusieron los ganchos a cinco lacritas por robar insumos médicos

La Dirección de Inteligencia de la policía del estado Anzoátegui y la Brigada de Inteligencia Social del sector Los Boyacá de Barcelona, se botaron como malta caliente, cuando atraparon a ...
Leer Más

Las panitas de la Vinotinto siguen avanzando en el Sudamericano sub-20

La Vinotinto femenina sub-20 no anda comiendo cuentos, pues este sábado aseguró su boleto directo al cuadrangular final del Sudamericano, al acabar 1-0 a Chile. Las criollas pasan a la ...
Leer Más

La tribu comenzó la caza

Los panitas de Caribes de Anzoátegui comenzaron con buen pie la final y le propinaron a los Cardenales de Lara su primera derrota en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez en ...
Leer Más