complejo de la muñeca anNabelle

Piero Marcano (Bucho), es un señor muy echador de varilla con cualquier cosa. Pero se le viene la seriedad cuando empieza a contar el beta que pasa con su “extraña hermanita”.
Resulta que la familia de Bucho, vivió unos episodios medios raros en el crecimiento del solecito de la casa: Luisana. ¡Esa niña es una belleza!, el primor de esa gente, cuya choza queda por los la’os de Mayorquín.
Desde los cuatro años, a Luisana le ha encantado ponerse a ver películas de terror con su familia.
Pero ya después, la broma no era tan linda que digamos. La carajita agarraba, y se ponía a ver las películas -ella solita-, sin nadie que le echara el ojo, pues no le producía ningún sustico.

*EL COMIENZO
Un día, la chamita con su afición a los filmes de horror -puntualmente a las 12:00 de la madurada-, echaba su pinta con vestido blanco; se ponía unos zapatos rojos, y mientras to’ el mundo en el jacal dormía, la terremotico se montó en su triciclo y empezó a recorrer toda la casa, y lo más espeluznante, es que chocaba con las puertas de los cuartos, y se chorreaba de la risa, mientras que Piero -muy perturbado- veía los zapaticos rojos de Luisana por la rendija de abajo de la puerta.
Si eso ya era raro, pues lo más insólito es que un día los pures de la chamita le echaron el regaño y empezaron a apagar la luz de to’ la choza pa’ que la carajita se acostara, pero que va… no se asustaba con nada. Igualito, se empintaba y se ponía a jugar con las luces apagadas. No importaba si la casa estaba en la oscuranda, pa’ la chamita, jugar así era más que un paseo.
Cuando lograron controlar que la muchachita jugara sola a mitad de la media noche, los papás tenían miedo de ir pa’l baño, porque sentían que Luisana les podía salir jugando en el triciclo a mitad de la sala.
Piero desembuchó que aquellos días eran perturbadores, porque era evidente que la niña tenía un encanto por esas películas, y a pesar de haber encontrado la forma de hacer que se quedara en su cuarto, era problemático hacer que se durmiera.

*SIN DESCANSO
Y cuando dormía, la mamá decía que la carajita se cuajaba de la risa rocando, y parecía que estaba hablando con alguien cuando por fin agarraba el sueño.
La gente que vive en esa casa, cuenta que el beta los hizo sentir como si vivieran una escena de la película Anabelle.
Hoy en día, Luisana ya tiene 12 años de edad, pero no ha deja’o su encantamiento por las películas terroríficas; y aunque es una chamita muy normal, su familia no olvida que incluso, en ocasiones vieron el bendito triciclo moverse solo.
Piero poteó que a veces ve a su hermanita y le da miedo, porque le parece medio mente macabra y espera que su pure le quite a cipotazos el tema de esas películas tan feas que se la pasa viendo.

You May Also Like

Más recientes

Bótate haciendo muñecos con tubos de cartón

Desde pequeñitos hay que enseñarle a los chamacos que reciclando y con un poco de imaginación se puede hacer de todo un poco. Sobre todo si quiere hacer un detallito ...
Leer Más

Jackie Chan regresa a la pantalla grande

El genio de las películas de acción Jackie Chan, hace su gran regreso al cine con “El Extranjero”, un film que narra la historia de “Quan” personaje que interpreta Chan, ...
Leer Más

Galletas de Dulce de Leche

Panita, después de almorzar siempre pegan esas ganas de comerse un dulcito, y tu hora sero te enseña cómo hacer una ricas galleticas de dulce de leche, para que le ...
Leer Más

Chyno Miranda pa’ la tarima de Premios Lo Nuestro

El cantante venezolano Chyno Miranda confirmó su aparición en la entrega número 30 de Premios Lo Nuestro, edición que no será común, ya que estarán premiando a lo mejor de ...
Leer Más