En Pozuelos están más secos que desierto del Sahara

El no tener agua es un sendo fastidio, los chamitos no pueden ir pa’l colegio porque no se les puede lavar el uniforme, no hay pa’ cocinar, ni para cepillarse, por eso es que los convives de la zona de Pozuelos Arriba, en el municipio Sotillo, se las ven feo feo, porque el agua es como encontrar una aguja en un pajar, pero bien seco, porque según los que viven ahí desde hace burda de tiempo esas tuberías lo que escupen es polvo parejo.

La llave del lugar, Ana Rodríguez, comentó que hace tiempo tuvieron que hacer senda vaca en su rancho pa’ comprar entre todos un tanque, pa’ estar un pelo más calma’os con el asuntico. “Ni idea de cuánto cuesta comprar un bicho de esos, pero menos mal que lo hicimos a tiempo, ya esa vaina debe estar por los cielos”, soltó.

Y es que quién no tiene un tanquecito no ve luz y se tiene que calar el beta completico y calla’o.

Por otro lado, el que tal de la zona, Alejandro Bastidas, quien conoce de las fallitas del lugar mejor que nadie, poteó que aparte de que no hay agua jamás y nunca en la vida, la vialidad está rotica y los carros, así como los autobusitos de la línea de la comunidad se ponen es plásticos con los usuarios y dicen “qué va, pa’ allá no me meto”, aseguró el panita.

“Eso es horrible, porque aparte de que hay que si dos autobuses y algunos carritos, se la pasan quejándose de la vialidad, pero los tenemos que agarrar ajuro o pedir cola a algún pana del barrio”, soltó el viejo.

Más betas
El temita de la inseguridad ya tiene hasta la coronilla a los residentes de Pozuelos Arriba, porque los mal porta’os no descansan ni de noche ni de día.

“Los malandros hacen de los suyas cuando quieren y con quien quieres. Algo seguro es que si estás solo los motorizados lo pillen y te quiten cualquier vaina que cargues encima”, chismorreó el pure Alejandro.

Asimismo, otra gente que pasaba por ahí gritó que por favor los pacos se dignen a darse más vuelticas por la zona, porque los robos son constantes y hasta se ha sabido de algunos crímenes.
“Aquí no se meten contigo si eres tranquilito, pero si te ven de otro la’o y sifrinito dile adiós a tus peroles”, escupió una doña que no quiso dar su nombre, porque y que las lacras del barrio la podían pagar con ella y se iba a meter en sendo rollo.

Por último, la caraja Ana Rodríguez dijo que las bolsas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), no han aparecido desde el año pasado, por lo que se les ha hecho jodido bachaquear, lidiar con los chorilandros, conseguir comida y aparte no tener servicio de agua, a menos que tengan tanques de agua en sus jacales desde hace tiempo.

You May Also Like