Azulejos le dieron de baja a sujeto en puerto

Tremenda fiesta ‘e plomo se armó, el jueves en la noche, en Puerto La Cruz.

Cuentan los chismosos que en la calle principal del sector Valle Verde,  funcionarios de policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui) y supuesto delincuente, se midieron a plomo limpio. Así lo informó el gobernador de la entidad, Nelson Moreno, echó el cuento completo.

Dijo que uno de los habitantes de la comunidad, dieron el pitazo a los azulejos que dos delincuentes estaban robando. De inmediato los pacos se fueron pa’ la zona, donde lograron avistar a los sopechosos, quienes de inmediato armaron la conga ‘e plomo.

Entre la  balacera, Argenis Rafael, quedó en golin-golin con dos tiros en la cuerpa.  Como rayo veloz, fue trasladado hasta la emergencia del hospital Luis Razetti de Barcelona, donde estiró la pata, mientras que su compinche, marcó la milla. Los restos fueron trasladados hasta el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Foreneses (Senamecf), donde le metieron la lupa. Los reyes de la  policía científica, no comieron cuenta y se trasladaron hasta el lugar, donde realizaron las  correspondientes.

088-2
No fue enfrentamiento
Una tía del mortadela, Norys Ramírez, enfatizó que Argenis, quien era oriundo de Casanay, no estaba en malos pasos.  Indicó que el jueves, Castro había ido hacia la ciudad porteña en compañía de su suegro para retirar un camión que este último había comprado.

Estando en  el rancho, donde concretarían la compra, unos azulejos vestidos de civiles y otros uniformaron llegando preguntando por un hombre.  Castro, al verse acorralado, gritó como un gorila,  que no era la persona a quién buscaban.  Entre los cuentos de camino se escuchó que  “la autoridad” entró a lo arrecho a la residencia.

En la acción, supuestamente lograron maltratar a tres menores de edad, además de a unas personas de tercera edad que se encontraban en la residencia.  “Ellos tumbaron a mi sobrino al suelo y estando ahí intentó identificarse, pero los uniformados no lo dejaron”, agregó. La dama aseguró que cuando el muchacho estaba sacándose la cédula del pantalón, le dispararon sin mediar palabras.  Por otra parte, Víctor Romero, primo de la víctima dijo “Ahí no hubo ningún enfrentamiento, ellos robaros los celulares, comida y dinero en efectivo”. Agenis Castro, era el menor de cuatro hermanos. Además el próximo 22 de diciembre iba a casar con su actual pareja.

MÉNDEZ Y.

You May Also Like