El hampa quebró a convive en el francés

Durante el último mes del año el hampa anda desatada acabando con cualquiera que se le atraviese.

En esta oportinidad, le tocó a un chamo de 21 años al cual lo mandaron a dormir pa’ siempre la noche del pasado sábado.  Los cohetazos se escucharon a eso de las 9:30 pm, en el sector El Francés de Barcelona.

Dicen que el pana Junior Rafael Marchán, estaba compartiendo y a la vez empinando el codo con su familia en la calle principal de la localidad antes mencionada. Entre los cuentos de camino se escuchó, que unos mala conductas, llegaron a bordo de un caballo de hierro hasta donde estaba Marchán.

Los landros sin mediar palabra alguna le clavaron un plomazo de escopeta del lado izquierdo del pecho.  Luego de haberle dado matarile dejaron el pelero pa’ evitar ser enganchados. Dicha acción dejó  a Junior en un tacón y sin tapita, pues de una quedó mortadela.

Fue en una camioneta marca Ford de color azul y de placas 802MAS, donde trasladaron a la victima hacia el hospital Luis Razetti de la ciudad capitalina, donde afirmaron que ya había estirado la pata. Los pavitos de la División de Investigaciones de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), se acercaron hasta el lugar del beta, metiendo la lupa por todo eso y preguntándole a Raquel y todo aquel. De inmediato los  restos fueron llevados hacia el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), situado en Tronconal III, donde fueron sometidos a las pruebas de rigor.

Un primo de la víctima, quien pidió no ser identificado, contó que él estaba en su residencia en El Hatico, cuando llegó un motorizado gritando “Mataron a Junior, mataron a Junior”.  De igual froma expresó que desconoce cómo se dieron los hecho y si tenía problemas con una persona, pues jamás le había comentado que tuviese viejas rencillas. Junior Marchán se desempeñaba como agricultor, además era casado y con dos hijos.

MÉNDEZ

You May Also Like