Malandrito llevó coquero en tronconal III

Tremendo lío se armó la noche del pasado jueves, cuando una joyita de 29 años de edad, en compañía de dos de sus cómplices, pretendían hacer un tumbe en Tronconal III, de Barcelona.

El beta se dio en la populosa barriada, aproximadamente a las 11:00 de la noche cuando Roberth José Tovar Andarcea, en compañía de sus secuaces, pretendían despojar de sus coroticos y además de una carroza a un pure.

Contaron las malas lenguas, que  los malhechores, esperaron que el hombre llegara hasta la puerta de su casa y se bajara de su carro para cometer el delito.
El hombre, al pillar la actitud sosprechosa de los ladrones, específicamente la de Tovar quien llevaba consigo tremendo hierro, se puso las pilas.

Entre ambos carajos se produjo un tira y encoje. Al cabo de unos segundos, en la disputa para que no se lograra cometer el robo, la guacharaca sonó, e impactó a Roberth en la torre de control.

El disparo fue mortal,  dejó a Tovar tirado en el pavimento sin signos vitales. Hasta el lugar de los hechos llegaron los bien vestí’os de la División de Investigaciones de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística (Cicpc), a realizar las debidas experticias sobre el caso y autorizar el levantamiento del cadáver. Posteriormente los restos del mortadela fueron trasladados hasta el Servicio Nacional de Medicinas y Ciencias Forenses (Senamecf) de Boyacá III, donde fue sometido a la necropsia de Ley. En el anfiteatro forense, le pudieron observar un disparo en el cocotero de Roberth.

*A MOCO SUELTO
Cerca de las 9:00 de la mañana de ayer, los costillas del fallecido fueron llegando uno a uno hasta las instalaciones de Senamecf.  Los parientes al ser abordados por los medios de comunicación para conocer la versión de los hechos, se mostraron renuentes a declarar.  Minutos después, su madre, quien no se identificó y que a la vez lloraba desconsolada por la pérdida de su hijo expresó que desconocía cómo habían sucedido el sucesos. “No voy a decir nada porque de verdad no sé bien qué fue lo que pasó”, dijo la dama, ahogada en un llanto profundo.

You May Also Like