Niño Jesús de los chamitos está rudo

Sin duda alguna, el 2016 marcó el estilo de vida y fuertemente el bolsillo de la mayoría de los venezolanos. Tanto así, que este año el tradicional Niño Jesús o Santa se las verán color de hormiga para adquirir los juguetes que mediante la carta le pidan los más pequeños de la casa.

Los precios de los juguetes, tanto para varones como para hembras, sobrepasan los límites de la imaginación y más aún, el presupuesto destinado por sus padres con el cual le regalarían una alegría en la temporada decembrina, pero esto viene con un gran esfuerzo de los pures, pues la situación no está nada fácil. Un juguete por más sencillo o chimbo que sea no alcanza con el sueldo.

Los precios varían según la calidad y lo solicitado por el niño. Lo que sí es seguro es que un carro sencillo a control remoto, tapa amarilla, cuesta entre 12 mil y 18 mil bolívares. Esta misma realidad presentan las muñecas que dentro del empaque traen accesorios simples y que son usados para darle un cambio de imagen a la figura. El valor sobrepasa los 10 mil bolívares.

You May Also Like

Más recientes

Cabezal

Comerciante tiró los guantes

El llave Francisco José Navarro Caraballo (58) quedó con un mosquero y fue encontra'o por los chismosos de Mayorquín II vía Campo Mata de Barcelona. Los María ventana dieron aviso ...
Leer Más
col 2

China pidió que no le echen más leña al fuego en corea del norte

China pidió ayer a las partes no "echar leña al fuego" en la crisis norcoreana y volvió a defender que abandonen la provocación pa' encontrar una solución al conflicto por ...
Leer Más
Central 2

Tipa domina culebra mamarra con las manos peladas

Una oficial de Florida sorprendió a sus colegas y ahora se ha vuelto populacha en las redes sociales, luego que la Oficina del Alguacil del Condado Leon publicara un video ...
Leer Más
Cabezal

Chicuela se espepitó y con el lomo roto un mamarracho se la pegó

Hanna Gavios, una mamacita de 23 años, se esmandó por un barranco de 150 metros en Tailandia y se rompió la espalda por el batacazo. Tras el impacto, el tipejo ...
Leer Más